David Sanborn, saxofonista que desafió el encasillamiento, muere a los 78 años

David Sanborn, saxofonista que desafió el encasillamiento, muere a los 78 años GuardianMagazines


David Sanborn, cuyos ardientes toques de saxofón alto le valieron seis premios Grammy, ocho álbumes de oro y uno de platino, y que se estableció como un acompañante famoso, prestando solos imborrables a clásicos del rock perdurables como “Young Americans” de David Bowie, murió el domingo. Tenía 78 años.

Murió después de una larga batalla contra el cáncer de próstata, según una declaración en sus canales de redes sociales. Recibió el diagnóstico en 2018, pero había mantenido su agenda habitual de conciertos hasta hace poco, con más planes planeados para el próximo año.

El comunicado no decía dónde murió Sanborn.

Inspirándose en el jazz, el pop y el R&B, Sanborn fue muy prolífico y lanzó 25 álbumes a lo largo de una carrera de seis décadas. “Hideaway” (1980), su quinto álbum de estudio, incluía dos temas instrumentales escritos con el cantante Michael McDonald además de “La seducción,” escrita por Giorgio Moroder, que fue el tema de amor de “American Gigolo”, la genial película de Paul Schrader protagonizada por Richard Gere.

“Muchos lanzamientos de músicos de estudio adolecen de composiciones débiles y sobreproducción, incluidos algunos álbumes del propio Sanborn”, escribió Tim Griggs en una revisión de ese álbum en el sitio web Allmusic. Por el contrario, continuó, “Hideaway” tenía una calidad “simple y funky” que mostraba su “sonido de saxofón apasionado y distintivo”.

Los álbumes de Sanborn “Hearsay” (1994), “Pearls” (1995) y “Time Again” (2003) alcanzaron No. 2 en la lista de jazz de Billboard.

Si bien los discos que grabó bajo su propio nombre a menudo fueron encasillados como jazz suave, a Sanborn le irritó la descripción. Lo mismo hicieron muchos de sus compañeros saxofonistas, quienes encontraron su tono y enfoque todo menos suave.

“El sonido de ‘Sanborn’ es más de un sonido extremo En cuanto al tono”, escribió el saxofonista y educador Steve Neff en su blog en 2012. “Suena muy crudo, brillante, vanguardista y duro. Está justo en tu cara”.

“Lo que Michael Brecker hizo por el sonido de tenor, Sanborn lo hizo por el sonido de contralto. No es un tipo de sonido intermedio”, añadió Neff. Brecker y su hermano trompetista, Randy, colaboraban a menudo con Sanborn.

Al señor Sanborn le gustaban poco las etiquetas. “No estoy tan interesado en lo que es o no es jazz”, dijo en un entrevista 2017 con DownBeat, la revista de jazz. “Los guardianes de la puerta pueden ser bastante combativos, pero ¿qué protegen? El jazz siempre ha absorbido y transformado lo que lo rodea”.

“Los verdaderos músicos”, añadió, “no tienen tiempo que perder pensando en categorías limitadas”.

Mientras crecía en los suburbios de St. Louis, Sanborn fue influenciado por el sonido del blues en Chicago, y a los 14 años tocaba con Albert King y Little Milton. “Creo que si las cosas se ponen difíciles, me describiría como alguien que sale del lado del espectro del blues y el R&B”, dijo en un entrevista de 2008 con NPR. “Pero quiero decir, si tocas el saxofón, ciertamente no puedes escapar de la influencia del jazz”.

Entre los músicos de jazz con los que grabó Sanborn se encontraban los guitarristas George Benson, Mike Stern y John Scofield, el bajista Ron Carter y los arreglistas y directores de orquesta Gil Evans y Bob James.

Y su influencia no se limitó a la grabación. De 1988 a 1990 condujo el programa de televisión. “Música Nocturna” (originalmente llamado “Sunday Night”), que presentaba una mezcla ecléctica de música; sus carteles incluían a luminarias del jazz como Miles Davis, Sonny Rollins y Pharoah Sanders, así como a artistas como James Taylor, Leonard Cohen y Sonic Youth.

A partir de la década de 1980, también presentó un programa de radio sindicado, “The Jazz Show With David Sanborn”. Recientemente había comenzado a producir el podcast. “Mientras hablamos,” que incluyó conversaciones con artistas como Pat Metheny y el Sr. Rollins.

Ex miembro de la banda “Saturday Night Live”, grabó o realizó giras con una constelación de estrellas, entre ellas Paul Simon, James Brown, Elton John, Steely Dan, Eric Clapton y los Rolling Stones.

“Cualquiera que tenga una colección de discos de más de un pie de ancho Probablemente posee una parte del sonido inconfundible de David Sanborn pero no lo sabe”, observó The Phoenix New Times, un periódico de Arizona, en un artículo de 1991 sobre el Sr. Sanborn.

Sanborn apareció en álbumes emblemáticos como el debut de los Eagles y “Talking Book” de Stevie Wonder en 1972 y el éxito de Bruce Springsteen de 1975 “Born to Run”.

Tuvo un papel estelar memorable en “Young Americans” (1975) de Bowie, en la que su soleado pero sensual solo abre el memorable pista principal. “No había una guitarra solista, así que yo interpreté el papel de guitarra solista”, le dijo a DownBeat. “Estuve pendiente de todo ese disco”.

También se unió a la gira del Sr. Bowie para el álbum, como parte de un grupo de apoyo que también incluía a Doug Rauch en el bajo y Greg Errico en la batería. “En la gira ‘Young Americans’”, recordó, “Bowie a veces dejaba que la banda tocara durante 20 minutos antes de comenzar”.

David William Sanborn nació el 30 de julio de 1945 en Tampa, Florida, donde su padre estaba destinado en la Fuerza Aérea. Creció en Kirkwood, Missouri, un suburbio de St. Louis.

Su vida dio un giro fatídico a los 3 años cuando contrajo polio, que devastó su brazo izquierdo, su pierna derecha y sus pulmones.

Estuvo en un pulmón de acero durante un año y comenzó a tocar el saxofón a los 11 años por consejo de un médico, quien pensó que aprender a tocar un instrumento de viento le ayudaría a desarrollar su fuerza respiratoria.

La enfermedad tuvo efectos duraderos, algunos de ellos particularmente desafiantes para un trompetista. Como adulto, el Sr. Sanborn todavía sufría de capacidad pulmonar limitada y su brazo izquierdo era más pequeño que el derecho, con la destreza comprometida en esa mano.

“No me considero una víctima” fue citado diciendo en 2005 por la estación de televisión KSL de Salt Lake City. “Ésta es mi realidad”.

Tras estudiar música en la Universidad Northwestern y con el saxofonista J.R. Monterose en la Universidad de Iowa, puso rumbo a California y se unió a la Paul Butterfield Blues Band. Tenía 24 años cuando la banda tocó ante cientos de miles de personas en el Festival de Woodstock en agosto de 1969.

Sanborn realizó una gira con Stevie Wonder en 1972 y lanzó su primer álbum en solitario, “Taking Off”, en 1975. Obtuvo su primer Grammya la mejor interpretación instrumental de R&B, por “Eres todo lo que necesito,” una pista de su álbum de 1981, “Voyeur”.

Su álbum de 2008, “Here & Gone”, con apariciones especiales de Eric Clapton, Derek Trucks y Joss Stone, fue un tributo a Ray Charles y su arreglista y saxofonista Hank Crawford, quien fue una gran influencia en la forma de tocar del Sr. Sanborn.

“Esa música lo era todo para mí”, le dijo a NPR. “Combinaba jazz, gospel y ritmo y blues. No era ninguna de esas cosas, pero eran todas ellas mezcladas. Y eso, para mí, es la esencia de la música estadounidense”.

La información sobre los sobrevivientes no estuvo disponible de inmediato.

Sanborn continuó de gira hasta los 70 años. Con todos los cambios en el negocio de la música, descubrió que hacer giras era una mejor manera de ganarse la vida que grabar.

“Ganas una fracción de lo que solías ganar”, dijo en una entrevista de 2017 con The Tampa Bay Times. “No hay muchas opciones”.

La vida en la carretera le resultaba cada vez más agotadora, pero actuar en directo seguía siendo una pasión. A pesar de los planes de reducir los 200 conciertos al año a unos 150, se embarcó en una gira en 2017 que incluyó Estambul y Nairobi.

“Todavía quiero tocar”, dijo, “y si quieres tocar para una audiencia, tienes que ir donde está la audiencia”.


Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.